Saltar al contenido

Un carnero más

no-te-culpoNo puedo verte con los mismos ojos desde que, ya sabes… La vida está llena de decepcionesNo te culpo. Cada quien elige su camino. El mío todavía está por descubrir.

Creí encontrarlo, haber llegado a ese punto en el que, junto a otra persona, ves el futuro más cerca que nunca mientras, por el contrario, el riesgo es invisible.

Hoy miro atrás y veo a una chica ingenua, llena de esperanza y amor que dar, convencida de que se entregaba a un fiel compañero de viaje, que resultó ser un carnero más.