Reflexiones Archive

Hoy os dejo un pequeño relato que escribí en mi blog personal (o mejor dicho, en el que entonces era mi blog personal), durante las navidades del año 2008. ¡Espero que os guste! El día ha acabado. El sonido de la calle me acompaña junto al silencio de la oscuridad. La tortura de una mente llena de recuerdos; de nostalgia. Pasan las horas y mis ojos no quieren cerrarse, prefieren imaginar, soñar despiertos. Es navidad. Sí, esa época del año en la que abundan luces, turrones, gastos innecesarios y falsas sonrisas. Perdida, conduzco por la ciudad. Rotondas, señales, carteles… veinticuatro vueltas para ubicarme. Siempre igual. Todo recto a la izquierda… justo por donde no había pasado todavía. Craig me prohíbe escuchar lo que ocurre fuera, [&hellip

Leer más...

Cuantas veces pedí que no me buscaras, que dejases de perturbar mi sueño con tu recuerdo, que tu voz fuera como el triste eco que se apaga en la distancia… Saqué las garras y me aferré en ese mañana donde no aparecías. Inmensa en la idea de extinguir esa llama que indudablemente seguía dentro de mí, deseando tapar el sol con un mísero dedo te desterré de mi nuevo paraíso construido con esa nueva persona por la cual creía sentir. Entregada al placer de vivir, una de tantas noches en las que celebraba haberte olvidado logré reconocer que es tan corto el amor y tan largo el olvido… me supo amarga la última copa

Leer más...

Dicen por ahí que lo que uno desea demasiado nunca llega, así como que cuanto más te preparas para algo más se aleja de ti. Curiosamente, esta teoría se aplica también a la inversa; si ruegas con todo tu corazón que algo no suceda, lo hace. En este último caso si estoy de acuerdo, pero en el primero no, pues deseé que volvieras a mi vida, que lo hicieras con más fuerza que nunca, que tuvieras las mismas ganas de verme que tenía yo de verte a ti, que hubieras pensado en mí, que me anhelaras, que por tu cabeza rondara mi nombre… y ahora estás aquí, conmigo, haciéndome sentir que así fue, y así ha sido

Leer más...