Pasamos la mayor parte de nuestra vida esperando; una noticia, un resultado, la llegada de un ser querido, los últimos dias de la semana…

La espera no es mala, pues nos enseña a ser pacientes y a aprender de cosas importantes.

Yo también espero, pero no a una noticia, ni a un resultado, ni siquiera a un ser querido… ni unos días en los que poder descansar…
yo lo que espero… es un milagro, un amor.

Responder