Saltar al contenido

Nunca :)

Recuerdo como si fuese ayer la sensación que invadía mi estómago aquel martes por la noche; llevaba allí varios días, noches, años, pero ahora la sentía mejor que nunca.

Aunque ya era consciente, no ha sido hasta este año cuando me he dado cuenta de lo importante que eres en mi vida, que no hubiera sido lo mismo sin ti.

Y te dejaré de querer cuando 2 + 2 sean 5, un sapo se convierta en principe y los patos vuelen, osea nunca. Gracias por reaparecer en mi vida.