Saltar al contenido

Como polillas a la luz

amor imagenNos comportamos como estúpidas polillas que se dirigen hacia el foco de luz que las atrae. Se sumen en la tentación de algo inalcanzable y peligroso que les produce un morbo espectacular. Nos acercamos cada vez más y más a nuestra propia destrucción, pero pensamos: “No quiero dejar de mirar esa lucecita blanca y brillante”. 

Somos como polillas inconscientes, que no vemos el momento en que nos introducimos en ese caótico y pequeño vórtice de autodestrucción. Que sentimos que algo nos dice “corre, ve hacia él” al mismo tiempo que una voz nos susurra que no seamos insensatos.

Tú eres mi lucecita blanca. Y me muevo hacia ti, como una polilla se mueve hacia la luz.