Lo más bonito del amor es que puede durar para siempre. Aunque parezca imposible, existen muchos matrimonios felizmente casados que se adoran en todo momento como en el inicio de su relación.

Estar enamorados/as es encontrar el nombre justo de la vida, recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva. Levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba, respirar el ancho viento que por encima de la carne respira.

Responder