Ruptura de pareja: Cómo y cuándo decir adiós

rupturaNadie puede negar que separarse de una pareja sea un paso duro y complicado para el que se debe estar preparado, así como que se debe hacer sin dejar que el rencor gane terreno al respeto por esa persona con la que has compartido parte de tu vida (en mayor o menor medida).

En mi país (España) una de cada tres parejas acaba divorciándose, y algunas estadísticas aseguran que cada cuatro minutos se rompe un matrimonio. Increíble, ¿no?. No obstante, esta decisión no se toma a la ligera; al contrario, pueden pasar semanas, meses e incluso años hasta que, tras poner lo bueno y lo malo en una balanza, termina por pesar más lo negativo.

Antes de decidirte a dejarlo, has de estar muy seguro/a y aclarar si estás atravesando con él o ella una época de dificultades o vuestra relación ya no da más de sí. No es una tarea fácil, pues tanto la confusión como el tener los sentimientos a flor de piel juegan malas pasadas. Trata de responder de manera objetiva a las siguientes preguntas: ¿le amas?, ¿miráis juntos en la misma dirección?, ¿le deseas?, ¿confías plenamente en ella o él?, ¿crees que vuestra relación mejorará tu vida o, de lo contrario, serías más feliz sin ella?, ¿estás dispuesto/a a esforzarte por salvarla?, ¿te apetece seguir con él o ella, o necesitas estar solo/a?.

Si la respuesta a las preguntas es la ruptura, toma aire y ve a por ello. Para que sea lo menos tortuoso posible, trata de seguir estos consejos:

No alargues la situación

No estás haciendo bien a tu pareja (ni a ti mismo/a) si ya has decidido romper. Cuanto antes se haga a la idea, mejor.

Sé firme y honesto/a

Asegúrate de que comprende tus razones y dale la oportunidad de expresarse en todo momento.

Comenta lo positivo

Explícale las cosas positivas que os aportará la ruptura: dejar de discutir, ser más felices, etcétera.

El momento adecuado

Busca el momento adecuado para comunicárselo. Elige un sitio tranquilo y un momento en el que ambas partes tengáis tiempo para hablar largo y tendido.

No provoques discusiones

Evita el engaño y las mentiras

Busca el apoyo de amistades que te escuchen y den buenos consejos

No saques un clavo con otro y date un tiempo para cicatrizar las heridas

Intenta terminar quedando como amigos

Aunque seas tú quien tome la iniciativa, te encontrarás con momentos de confusión, lloro, rabia…  echa un vistazo a este otro artículo donde te cuento cómo afrontar mejor una ruptura de pareja.

Responder