El día menos pensado (Parte 1)

amyAmy estaba cansada de sufrir. Años atrás lo tenía todo; salud, trabajo, dinero, una pareja estable… Por aquel entonces ya no tenía nada de eso, y lo que peor llevaba sin duda era estar sola. No obstante, el tiempo le ayudó a hacerse fuerte, a aprender a sobrevivir y ser una persona independiente, así esto último le hubiese llevado muchos años.

Cansada de escuchar frases como “No te preocupes, todo llega”, o “Tiempo al tiempo, llegará”, dio por hecho que no encontraría a nadie más, hasta el punto de desear que ningún hombre más entrase en su vida, y mucho menos en su corazón. Además, el hecho de volver a encontrar un empleo hizo que la joven se centrase en ello y no pensase en nada más.

Sin embargo, el día menos pensado, vio a lo lejos un viejo amigo con el que siempre hubiera querido tener algo. No lo pensó dos veces, y echó a correr hasta alcanzarle, con la mala suerte de que el muchacho se había esfumado tras atravesar la puerta de su hogar.

Después de tantos años incomunicados, tocar su timbre hubiese sido un acto demasiado precipitado, por lo que decidió probar suerte otro día, después de mirar el reloj y suponer a que hora volvería a aparecer por allí próximamente. Con un sabor agridulce, Amy volvió a casa con la esperanza de volverle a ver, y sobretodo, de tener la oportunidad de recuperar el tiempo perdido, y ese que nunca llegaron a tener.

3 Respuestas to “El día menos pensado (Parte 1)”
  1. Dos entre bambalinas

    Un texto genial, me ha gustado mucho leerlo!
    un beso

  2. Danna

    Hola… te comparto mi historia… Ojala y te sirvan la estoy publicando poco a poco aquí
    https://www.facebook.com/Amor-a-Distancia/250971071712961

    o aquí… @imissyouletters

    • iRe

      Gracias, te leo ^^

Responder