El ángel encadenado

amor chatÉrase una vez una dulce muchacha que una vez entró en el IRC y, por curiosidad, leía todo lo que una persona decía en el chat general, causándole una sensación de cosquilleo por saber más de ese extraño.

Esta muchacha abrió un privado a aquel usuario, interesándose por él. Entablaron conversación hasta darse datos más banales. Él, sabedor de su edad y para quitar hierro al asunto, empezó a hacer chistes sobre el Vaticano, pues el amor entre ellos por ese aspecto era imposible.

Ella, tras pedir a dicha persona su cuenta de Twitter, observó una fotografía de él, quedándose prendada y enamorada al instante. Sin tiempo a la reacción, la dulce niña profesó su amor por aquel desconocido. Aquel hombre, a sabiendas de que la relación era complicada debido a la diferencia de edad, le dio una oportunidad, pues su inteligencia, candidez y gran corazón le cautivaron.

Durante dos meses ellos fueron muy felices, en especial él, pues jamás había sido tratado con tanta ternura y amor y aquella sensación tan hermosa le hacía sentirse el hombre más afortunado del mundo.

Hasta que un día, sin quererlo ni beberlo, ella desapareció, sin dejar rastro alguno. Aquel hombre fue paciente y esperó: el primer mes fue paciente, el segundo se preocupó… y al tercero se angustió. Tal era su estado de ansiedad por saber algo de ella que, de la noche a la mañana, recibió un mensaje en el cual decía que tenían que cortar, o las consecuencias serían nefastas para ambos.

Los dos lucharon con todas sus fuerzas a todo envite, a todo problema que surgiera… pero debido a la edad de aquella inocente niña, tuvieron que dejarlo si no quería él pasar parte de su vida entre rejas.

Esta historia tan bella terminó de manera abrupta sin dar pie a ningún tipo de contacto entre ambos: él no podía llamarla, ni enviarle correos electrónicos, ni saber de ella en las redes sociales.

Desapareció de su vida aquel dulce ángel, pero lo que no sabe ella es que en su memoria, en su alma y en su corazón perdurará que un día fue parte importante de su vida. Jamás la olvidará.

Responder