Hoy en eselamor un nuevo post de imagenes de amor (enlazo a un blog repleto de éstas que te recomiendo visitar), y es que después de publicar canciones (mis favoritas y las que considero mejores de amor en español), una película (“Sobran las palabras”, de 2013) y un breve texto romántico… ¡ya tocaba!. La primera es un gif que, como puedes ver, se mueve demasiado rápido. En él puedes leer “te amo” en varios idiomas como el francés o el finés; apuesto a que no sabías que en Finlandia “rakastan sinua” es igual a estas populares palabras.  Continúo el post con dos imágenes que contienen frases creadas por mi, hace escasos minutos Y ahora unas cuantas que he rescatado de la Fan Page de eselamor, donde por cierto [&hellip

Leer más...

Me gustaría tanto saber componer poemas; plasmaría así sentimientos y palabras que invaden mi corazón y mi mente. Embrujada, seducida, tonta; así me siento. Para mi eres como una bonita canción, una dulce, sencilla y peculiar balada en la que la naturaleza entona su canto unas veces con lágrimas y otras con risas. Incluso en ciertas ocasiones combina ambas. Nos prometimos que, incluso en el peor de los casos, seremos siempre grandes amigos. ¡Espero que no cambies de idea! Aunque claro, promesas como esa no tienen garantía alguna; nadie puede imponer algo así a voluntad. Aún así, me encanta pensar que podríamos pasar cada día del resto de nuestras vidas juntos, hipnotizados por nuestros sueños. Hacía tiempo que no me sentaba a escribir un post de este [&hellip

Leer más...

Hoy de nuevo, una buena película de género romance en eselamor. Tras recomendarte La vida de Adèle, te propongo ver otra que en lugar de dramática es cómica, y tiene como protagonistas a un hombre y una mujer de unos cuarenta años que transmiten que la edad no es un hándicap a la hora de encontrar a esa persona que complete tu existencia y de sentido a tus días. Ellos son Eva (Julia Louis-Dreyfus) y Albert (un achuchable James Gandolfini, que falleció desgraciadamente el mismo año del film); una atractiva madre divorciada que trabaja de masajista y un hombre no tan agraciado físicamente, interesante, dulce y divertido. Ambos tienen en común el llamado síndrome del nido vacío, una sensación general de soledad que se siente cuando tu hijo/a [&hellip

Leer más...